«Recuerden que la Pasión de Cristo desemboca siempre en la alegría de la Resurrección, para que cuando sientan en su corazón los sufrimientos de Cristo, tengan bien presente que luego llegará la resurrección. Nunca dejes que algo te llene de tristeza para hacerte olvidar la alegría de Cristo resucitado.»

Madre Teresa